Opciones de Menú
Mi Blog
Picto-grafía
Contacto
     ESCULTURA
Pequeño formato
Tamaño natural
     EXPOSICIONES
"Miradas desde el Real Jardín Botánico" Del 15 de septiembre al 10 de noviembre de 2016
C.C. S.Lorenzo Escorial Año 2015
Can Jeroni. Octubre de 2013
Espacio 36 Del 19 de abril al 2 de mayo de 2013
Exposición Suecia. Agosto 2012
Galería Mamah Africa Del 8 de mayo al 30 de julio de 2014
     HISTÓRICO
Construcciones humanas
Flores
Retratos urbanos
     OBRA RECIENTE
Flores
     PINTURA
Cielos de bolsillo
Construcciones humanas
Flores
Flores circulares
Flores convexas
Retratos urbanos
    Ficha de la Obra
 
Obra
"Mirada mirada"

50 x 100 cm.
Acrílico sobre tabla.
Hace unos meses comencé a pintar una colección de cuadros sobre arquitecturas y cielos, cuadros minuciosos que recogen todas las líneas que encontramos al pasear la mirada por las sugerentes y misteriosas construcciones humanas.

A las pocas semanas algo comenzó a fallar, cada vez podía dedicar menos horas a pintar. Me ocurría, sin embargo, una cosa curiosa, veía con tanta intensidad mi trabajo que no se me ocurrió pensar que pudiera necesitar gafas para realizarlo, pensaba más bien en algún tipo de cansancio psicológico por las muchas horas que he dedicado al oficio de pintar en los últimos años, hasta aquí llega mi burricie como pintora, lo cierto es que cada vez podía dedicar menos horas a pintar hasta que llegó un momento en el que sencillamente no podía seguir.

Finalmente me decidí a visitar al oftalmólogo que me recomendó el uso de unas gafas para vista cansada…

¡Qué momento para mirar atrás y ver el paso del tiempo!

En el cuadro he querido recoger este instante de ponerse o quitarse las gafas para ver las cosas, un gesto conocido, repetido, cuyo significado ahora forma parte de mi piel.

Quería recoger también la mirada que mira y que a su vez puede ser mirada en esa instantánea que ha quedado retratada.

Unas líneas naranjas que pasan a través de las gafas, son el hilo conductor de la sencilla composición de este cuadro, nos llevan desde la vista de los ojos al espacio deliberadamente vacío y gris, tal vez para conjurar el pensamiento de que la mirada algún día pueda dejar de ver.

No sé si me gustan los límites tan nítidos que me regalan mis flamantes gafas nuevas, siempre he pensado, tal vez porque así lo había visto hasta ahora, que los confines de las cosas son algo más difusos, pero al menos puedo seguir observando el mundo, entreteniéndome en cada recodo, describiendo, para mostrárselo a los demás con toda la minuciosidad que me sea posible, todas las luces y las sombras de lo que yo he podido ver.

Este es mi oficio, y siento una profunda gratitud por poder seguir realizándolo.

Primer premio del concurso "Miradas"organizado por la Fundación Jorge Alió. Año 2008